3153493762 - 3202711818
Noticias
Febrero 05 de 2019

En el debut de la nueva canasta familiar, que estrenó nuevos productos con base en los hábitos de consumo de los hogares para medir la variación del costo de vida, el Índice de Precios al Aonsumidor (IPC) de enero se ubicó en 0,6 por ciento, por debajo de la variación del 0,63 por ciento de igual período del 2018, según el Dane.

Por su parte, la inflación anualizada para el primer mes del año se ubicó en 3,15 por ciento,, cifra que es levemente inferior a la registrada en el mismo mes del año pasado, cuando se ubicó en 3,68 por ciento, y a la de diciembre pasado, cuando llegó a 3,18 por ciento.

La cifra de la inflación de enero es la más baja en cinco años, ya que en el mismo mes del 2014 la variación del IPC fue de 0,49 por ciento, mientras que en el indicador anualizado ese año inició con una variación del 2,13 por ciento.

Y aunque de los más de 440 productos y servicios de la nueva canasta familiar solo es posible tener el detalle de 188 de estos, en enero ya entraron a formar parte de la medición productos como la plancha para el cabello, las gafas de sol, el servicio de streaming como Netflix , los cascos para motociclistas y las prendas para el cuello que usan los ciclistas.

También entraron a ponderar en el cálculo mensual el alquiler de canchas para fútbol 5, las matrículas universitarias para estudios a través de la web, los cursos digitales de inglés y otros idiomas, el conocido pre-Icfes y los preuniversitarios, la asesoría de tareas y hasta las tarjetas de invitación para piñatas, que ahora son consideradas en los gastos frecuentes de los hogares.

Según el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo, “seguimos en el mismo país, es decir, como lo reflejamos en diciembre pasado, los líderes para jalonar la inflación anual siguieron siendo la educación, salud y la vivienda”.

Y agregó que “esto nos pone en un panorama (en) que el resultado mensual (0,6%) está entre el mínimo y la media de todos los analistas consultados para la construcción de expectativas, y para el caso anual nos pone un punto básico por debajo del mínimo de expectativas planteadas, que están entre 3,16 % y 4,04 %”.

En materia puntual, en los últimos 12 meses a enero, la inflación de la educación fue la que más aumentó, con 6,89 %, seguida de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,51 %); bebidas alcohólicas y tabaco (4,08 %), y restaurantes y hoteles (3,61 %). Después se ubicaron salud (3,45 %), transporte (3,38 %), bienes y servicios diversos (2,32 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (2,07 %), muebles y artículos del hogar (1,9%), comunicaciones (1,69 %), prendas de vestir y calzado (0,09%), y por último, recreación y cultura, que decreció (0,16 %).El Dane también reveló que solo en enero, el IPC fue de 0,6 %, cifra que es levemente inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior, cuando llegó a 0,63 %.

En cualquier caso, el incremento del primer mes del año estuvo explicado, en buena parte, por las variaciones de los sectores de alimentos, salud y transporte, que fueron las más importantes, según el Dane. En cuanto a la división de alimentos y bebidas no alcohólicas, indicó Oviedo, “gran parte del alza que tuvo este rubro lo generaron la cebolla, el tomate, la zanahoria y la naranja”.